Los Gobiernos europeos contra los cultivos transgénicos

Corncobs edit1.jpg

Los Gobiernos europeos votan contra los cultivos transgénicos

Nota de prensa

27 de marzo de 2017. Hoy, la mayoría de los gobiernos europeos ha reafirmado su oposición a los cultivos transgénicos, aunque la decisión final depende ahora de la Comisión Europea. Una vez más el Gobierno de España ha votado a favor de la autorización de dos nuevos maíces transgénicos y la renovación del maíz MON 810 cultivado en España. Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Red de Semillas piden al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que rechace estos nuevos transgénicos cuyo destino principal serían los campos españoles.

El Gobierno de España entre la minoría favorable a estos nuevos maíces transgénicos

Los Gobiernos europeos han votado, por segunda vez, en contra de la autorización de dos nuevos tipos de maíz transgénico. De aprobarse, serían los primeros transgénicos cultivados en Europa desde 1998. Estos dos maíces, Bt11 y 1507, pertenecientes a las empresas Syngenta y Dow-Pioneer, están diseñados para tolerar el herbicida glufosinato, fabricado por Bayer, considerado potencialmente peligroso para la salud humana. La seguridad de estos cultivos para el medio ambiente también está en cuestión, ya que no se ha estudiado suficientemente su impacto en mariposas y polillas.

Blanca Ruibal, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra ha señalado que “la pelota ahora está en el tejado de Juncker. La CE puede respetar la decisión democrática de la mayoría de los países miembro, de la ciudadanía y del sector agrario que no quieren transgénicos, o bien apoyar a las mega empresas que se benefician con la aprobación de los nuevos transgénicos”.

“La UE tiene la oportunidad de desterrar los cultivos transgénicos de su territorio por completo y apostar por fin por un modelo agrícola basado en la agroecología, los circuitos cortos de comercialización y la recuperación por parte de productores y consumidores de la toma de decisiones sobre nuestra alimentación”, ha declarado Gabriela Vázquez de Ecologistas en Acción.

La Comisión Europea también tiene que decidir sobre el destino del único transgénico autorizado en la Unión Europea. Se trata del maíz MON 810 propiedad de Monsanto. En la actualidad, 17 países y 4 regiones de la UE han prohibido su cultivo y tan solo se cultiva de manera significativa en España y Portugal.

“La mayoría de los países miembro dicen no a los cultivos transgénicos. Ante este resultado la Comisión no está legitimada para aprobar su cultivo y debería parar de inmediato los procesos de autorización de los maíces 1507 y Bt11 y el de reautorización del MON810″, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España.