Red de Semillas exige una apuesta clara con las variedades locales

consumanatu.pngComunicado

Proteger la biodiversidad y ponerla en valor gracias al apoyo del consumidor responsable, es otra cosa

Madrid, 17 de enero de 2013. La Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando” denuncia el cinismo de Cañete y su falta de apoyo a la biodiversidad cultivada.

Hoy ha tenido lugar en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) la presentación de la iniciativa LIFE+ Consuma Naturalidad con la presencia del Ministro Arias Cañete y bajo el título “La Marca de Garantía Consuma Naturalidad: Alimentos para la Biodiversidad”.

Las jornadas de presentación se han enmarcado en el proyecto BIOC x LIFE del programa LIFE+ que la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente lleva a cabo desde 2011 dentro de la categoría de campañas de información y comunicación con objeto de “fomentar la conservación de la biodiversidad productiva y silvestre, impulsando la producción y el consumo de productos derivados de razas de ganado y especies o variedades vegetales autóctonas producidos en la Red Natura 2000”.

Desde la Red de Semillas consideramos que el proyecto podría tener un considerable interés por las líneas de trabajo planteadas (clasificación y diferenciación de los productos, trabajo con los agentes del territorio y divulgación de la importancia del consumo de los productos para la conservación de la biodiversidad). Sin embargo, por indicaciones del propio MAGRAMA, las variedades tradicionales han quedado fuera del proyecto debido a que sólo se ha dado apoyo a los productos, que aunque se elaboren de forma artesanal, procedan de variedades comerciales registradas.

Las variedades tradicionales no están registradas, entre otras cosas, porque la normativa actual que regula el registro lejos de facilitar pone trabas a este tipo de variedades. Así, desde que se creó el registro en 1973 hasta la fecha las variedades tradicionales registradas no llegan a una treintena. Recordamos que el Tribunal Europeo de Justicia elaboró durante 2012 una comunicación donde se recogía que la prohibición de comercializar semillas de variedades tradicionales no registradas era desproporcionada, en particular, en lo que respecta al libre mercado, a los efectos ligados a la limitación de la capacidad de elección y compra de variedades tradicionales por parte de los consumidores y a la pérdida de biodiversidad agrícola al reducir la diversidad genética con el uso exclusivo de variedades comerciales registradas. Además, afirmaba que las normas para el registro de variedades tradicionales son demasiado estrictas y que los legisladores no se han esforzado en equilibrar estas normas con las caracteristicas y ventajas que tienen las variedades tradicionales.

La frase “proteger la biodiversidad y ponerla en valor gracias al apoyo del consumidor responsable” en boca del Sr. Cañete suena a cinismo. El Ministro es un conocido defensor de los transgénicos en España y Europa. En su desempeño como Ministro, su bochornoso apoyo a los intereses comerciales de las empresas multinacionales de semillas le ha llevado a afirmar que la producción de maíz transgénico es más respetuosa con el medio ambiente que la producción de maíz ecológico.

Reclamamos un cambio de política sobre biodiversidad agrícola, especialmente que se haga efectivo el derecho de los agricultores a conservar, utilizar y vender sus propias semillas, como se reconoce en el Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y Alimentación y en la Ley de semillas, plantas de vivero y recursos fitogenéticos. Rechazamos cualquier supeditación de las políticas de semillas a los intereses de las grandes corporaciones multinacionales y pedimos que el Ministerio se comprometa con la soberanía alimentaria, la defensa de nuestros agricultores, de las semillas tradicionales y del conocimiento acumulado a lo largo de generaciones.